Ayudando a niños con Autismo a Establecer Amistades y Relaciones con sus compañeros de Clase


Entender la complexidad de individuos con autismo es difícil aun para los profesionales con entrenamiento; así que imagine cuán difícil es para un niño. Los niños y adultos con autismo (dependiendo en la severidad) tienen dificultad comunicándose con otros; por lo tanto, tienen pocas amistades y se separan de la interacción y/o de conversaciones más simples. El niño con autismo puede evitar contacto con sus compañeros de clase, y esto resulta en que sus compañeros no hagan el esfuerzo para establecer una relación o amistad porque no entienden su comportamiento distanciado.

Es posible que maestros en aulas regulares no estén familiarizados o entiendan las necesidades de un niño con autismo. Estableciendo a estos niños en un aula regular requiere que maestros estén educados en el espectro de autismo y en las necesidades que habrá para ese niño en particular en el aula escolar. Además, esto ayudará a sus compañeros de clase a entender éste trastorno. Enseñando a los compañeros de clase acerca de ésta condición les ayuda a relacionarse con alguien que no sabe como relacionarse con ellos.

A la mayoría de los estudiantes les gusta ayudar. Ellos se sienten orgullosos cuando comparten con otros de una buena manera. El niño con autismo que recibe ésta ayuda establece relaciones, aprende a poner enfoque en otros en vez de sí mismo, y experiencia un aprendizaje cooperativo y habilidades sociales valiosas.

Cuáles Son Algunas Maneras Que Maestros Pueden Ayudar A Establecer Soporte Con Los Compañeros De Clase?

Los maestros pueden enseñar a los estudiantes que todos tenemos algo que hacemos muy bien (un talento) y algo que no hacemos bien (How to Present, 2005). Generalmente, nosotros no tenemos que pensar acerca de las cosas que hacemos bien. Para niños con autismo, sus necesidades y retos son usualmente habilidades que sus compañeros no tienen que pensar – como habilidades sociales. Trate algunas de las sugerencias abajo para ayudar al niño con autismo a establecer amistades y convertirse en un contribuyente del grupo.

Pídale a los padres del niño con autismo que compartan con la clase lo que ellos conocen acerca • de autismo y cómo esto afecta a su niño. Los padres pueden explicar los caprichos, peculiaridades, miedos, y hábitos del niño y cómo ellos pueden tratar estos comportamientos. Los padres del niño también pueden contestar preguntas o permitir que el niño con autismo conteste preguntas y si él o ella se siente cómodo compartiendo ésta información.

Empareje a niños de edad elemental con autismo con un compañero de clase mientras caminan • por el pasillo, juegan en el patio de recreo, y durante cualquier otro pasatiempo no estructurado (Pratt, 1995). Escoja a un estudiante seguro de sí mismo el cual anime un comportamiento social apropiado. (“Debemos esperar nuestro turno para beber agua de la fuente.” “Tírale la pelota a Susy, es su turno ahora.” “Necesitamos usar una voz baja en la biblioteca.” “Dile a la Señora Lopez que necesitas un pañuelo de papel.”)

Explíquele a la clase que personas con autismo a veces tienen dificultad mirando a la persona cuando • le hablan o escuchan. A algunos no les gusta tocar ciertas texturas, estar envueltos en abrazos, aguantados de manos con otros, o sentados muy cerca a otros. Algunos no quieren que sus cosas personales sean tocadas o movidas de sitio. Sus compañeros de clase deben entender que ellos no están tratando de ser groseros – es solo su manera de ser.

· Demuestre un horario rutinario de eventos. Cambios repentinos en la rutina u horario diario pueden ser perturbador a un niño con autismo. Si usted sabe que cambios van a ocurrir, prepare al estudiante para el cambio y añada el cambio tan pronto posible.

· Tome cada oportunidad posible para envolver al niño con autismo en juegos cooperativos y compartir en el aprendizaje. Póngalo en un grupo pequeño o emparéjelo uno a uno con otro compañero de clase (Pratt, 1995).

· Construya relaciones con niños de otra edad. Asigne a un estudiante mayor de edad a asistir al niño con • autismo con actividades en el aula escolar, especialmente en los grados más primarios (Pratt, 1995).

· Asigne a un compañero de clase que se traslada de otra escuela a un niño con autismo. Este compañero puede ayudar al niño con autismo tan pronto él o ella llegue a la escuela demostrando al niño las rutinas diarias.

· Asiento preferencial muchas veces es necesario. Siente al niño con autismo cerca del maestro y sucompañero de clase. Supervisar al compañero de clase es tan importante como supervisar al niño con autismo.

· Reúnase con el compañero de clase frecuentemente para contestar preguntas o hacer sugerencias de cómo tener una comunicación exitosa con el niño que tiene autismo. Enséñele al compañero de clase a tomar la iniciativa enseñando a tomar turnos, a jugar, rutinas en la hora de almuerzo, reglas de recreo, cómo seguir instrucciones para tareas de clase, etcétera.

· Cambie el compañero de clase cuando usted sienta que es apropiado. Los compañeros de clase pueden cansarse si ellos se sienten responsables constantemente por la falta de atención de su amigo o su comportamiento social inapropiado.

· Encuentre compañeros de clase que puedan asistir al estudiante con tareas o lo acompañen a eventos escolares como bailes y atletismo (Pratt, 1995). Trate de encontrar un club para el estudiante que conecta con sus intereses; por ejemplo, club de computadoras, club de ciencia, etcétera. (Pratt, 1995).

Asista al niño con autismo a compartir sus habilidades en computadora, matemáticas, etcétera, con sus compañeros de clase (Pratt, 1995). Algunos niños con autismo sobresalen en muchas áreas del currículo pero no sobresalen en otras. Esta es una gran manera para que los estudiantes en el aula escolar regular puedan ver que niños con autismo no son tan diferentes a ellos y tienen mucho que ofrecerles también.

Entendimiento Por Sus Compañeros Significa Soporte Entre Ellos

Soporte por sus compañeros satisface una variedad de funciones y es una estrategia necesaria para ayudar a satisfacer las necesidades múltiples de un niño con autismo. Los beneficios del soporte de sus compañeros de clase son inmensurables. Lo mejor de todo, es que individuos que no tienen discapacidades se convierten en ciudadanos más informados y tolerantes. Niños con autismo esperanzadamente pueden aumentar sus amistades y contribuir más en la clase.

Articulo escrito por:

por Becky L. Spivey, M.Ed.

Recursos

Autism Society of America. (2005). How to present an autism awareness program for your child’s classmates. Retrieved December 18, 2008, from http://asa.confex.com/asa/2005/techprogram/S1538.HTM

Pratt, C. (1995). Peer support programs. The Reporter, 1(1), 5. Retrieved December 18, 2008, from http://www.iidc.indiana.edu/irca/education/peersupport.html

#amigos #autismo #haceramigos #empatìa #compañerosdeclase #soledadenjòvenes #relacionesconamigos #asperger #timidez #dsiòn #depresión

0 vistas

© 2023 by Little Tots Preschool.

Proudly created with Wix.com