Qué son los estilos de Aprendizaje


¿Cómo determino cuál es el estilo de aprendizaje de mi niño/a?

.

El aprendizaje significa absorber, entender, y recordar información en orden de aplicarla en otras áreas. Los estudiantes usualmente aprenden información en una de tres maneras: observando (visualmente), escuchando (auditivamente), y experimentando o manipulando (propioceptivamente). Para la mayoría de los estudiantes, uno de estos tres procesos sobresale más allá que los otros. Simplemente dicho, algunos estudiantes recuerdan mejor las cosas que han visto, algunos recuerdan mejor las cosas que han escuchado, y otros recuerdan mejor las cosas que han experimentado.

Todas las personas tienen un estilo de aprendizaje preferido. Conociendo y entendiendo nuestro estilo de aprendizaje nos ayuda a aprender más eficazmente. Esto es particularmente cierto para los estudiantes con una Discapacidad del Aprendizaje (LD, por su sigla en inglés) y/o Desorden por Déficit de Atención con Hiperactividad (ADHD, por su sigla en inglés) debido a las diferentes maneras de aprendizaje de ellos. A través de la identificación del estilo de aprendizaje de su niño/a, él/ella será capaz de sacarle provecho a sus fortalezas y mejorar sus habilidades de la defensa propia.

Los aprendices visuales necesitan ver el lenguaje corporal del maestro y las expresiones faciales para entender el contenido de la lección por completo. Ellos tienden preferir sentarse al frente del aula escolar para evitar obstrucciones visuales (por ejemplo, la cabeza de otros). Ellos pueden pensar en dibujos y aprender mejor con las muestras visuales incluyendo: diagramas, ilustraciones en los libros de texto, transparencias con un retroproyector, videos, rotafolios, y páginas educativas. Durante un sermón o discusión en el aula escolar, los aprendices visuales frecuentemente prefieren tomar apuntes detallados para absorber la información.

Los aprendices visuales pueden beneficiarse al...

• Dibujar mapas o diagramas de los eventos o procesos científicos.

• Hacer resúmenes de todo.

• Copiar lo que está en la pizarra.

• Diagramar las oraciones.

• Tomar notas.

• Ver videos instructivos.

• Codificar, circular, subrayar, o realzar las palabras y las frases.

• Resumir las tareas de lectura.

• Usar tarjetas de ayuda pedagógicas.

Los mejores tipos de pruebas para los aprendices visuales incluyen diagramando, leyendo mapas,

resumiendo para demostrar el progreso, y escribiendo un ensayo después de estudiar un bosquejo.

El peor tipo de pruebas para los aprendices visuales es una prueba de escuchar y responder.

Los aprendices auditivos aprenden mejor a través de charlas, discusiones, hablando de las cosas y

escuchando lo que otras personas dicen. Los aprendices auditivos interpretan el significado subyacente del habla al escuchar el tono de voz, rango, velocidad, y otros matices. La información escrita puede tener poco significado hasta que el estudiante la escuche. Estos estudiantes muchas veces se benefician de la lectura del texto en voz alta y del uso de una grabadora.

Un aprendiz auditivo puede beneficiarse al...